Compartir

Tres "viudas negras" lo drogaron, lo dejaron desnudo y le desvalijaron la casa

Había salido a un boliche de san telmo para festejar un cumpleaños, después se fue con sus amigos a casa para continuar con la celebración…

Tres "viudas negras" lo drogaron, lo dejaron desnudo y le desvalijaron la casa

Un joven abogado estaba reunido con unos amigos y unas chicas en su casa. Terminó por despertar más de un día después y se enteró de que las mujeres le habían robado diversas pertenencias y artículos de valor de su hogar. Todavía se busca a las delincuentes

” Había salido a un boliche de San Telmo para festejar un cumpleaños, después se fue con sus amigos a casa para continuar con la celebración junto a unas chicas que habían conocido en la noche y el desenlace fue el menos esperado: terminó siendo víctima de las llamadas “”viudas negras””, quienes lo drogaron y le robaron todo tipo de pertenencias. El hecho ocurrió en la madrugada del sábado 4 de febrero. Ivo, un joven abogado del barrio porteño de Versalles, había acudido con tres amigos a un conocido boliche de San Telmo. Allí, uno de los jóvenes entabló una relación con una de las chicas que estaba allí, quien rápidamente introdujo al grupo a otras dos amigas. Después de pasar unas horas entre copas y charlas, las mujeres les ofrecieron a los jóvenes continuar la noche en una de las casas. “”Como yo era del grupo el que tenía quizás la casa más grande, nos fuimos a mi casa. Fue, alrededor de las 6.30 de la mañana. La verdad es que el único objetivo de eso era que pudiera seguir la interacción de mi amigo con esa chica, el resto éramos circo””, relató el joven. Todos acudieron así a la casa ubicada en Irigoyen y Juan Agustín García. Allí, las charlas y las risas continuaban, mientras que las mujeres parecieron empezar a impacientarse con la falta de bebidas. “”Ahora, uno que lo mira en frío, se da cuenta de lo obvio que fue todo. Nos decían que éramos aburridos, que no teníamos nada para tomar, que era todo un embole. Así que agarré un poco de vino espumante que tenía en mi casa y continuó la reunión””, dijo Ivo. La operación de las delincuentes se inició así al cabo de unas horas: “”Dos de ellas parecieron hacerse las dormidas en uno de los sillones, por lo que dos de mis amigos decidieron irse a su casa. Quedábamos mi otro amigo y yo””, describió Ivo. Y continuó: “”En un momento, yo subo a la planta alta, a un baño del consultorio médico de mi padre. Mientras estoy en el baño, la cabecilla del grupo también sube y en la sala de espera empieza a desvestirse. Se queda sólo con la ropa interior. Entonces, sube mi amigo y ella, con algunas palabras directas le dice que se vaya de la casa, ya que ella y yo íbamos a tener relaciones sexuales, lo que es una falacia absoluta””. Así, quedó sólo el dueño de la casa a merced de las tres “”viudas negras””. Una vez que sale del baño, la chica se le abalanza en ropa interior y lo obliga a olerle una supuesta mancha de vino que ella tenía en su corpiño. “”Era un olor nauseabundo, no sé qué era””. Lo último que recordó Ivo de esa noche fue que en un momento a la mujer, que se hacía llamar Florencia, se le cayó un arito y al agacharse para recogerlo también se le cayó una pastilla similar a la de un analgésico. Luego, el joven se desvaneció. Ivo estuvo dormido más de un día entero, unas 26 horas en total. En el medio, las chicas se llevaron su billetera, celular, artículos de decoración de la casa, relojes y hasta recetarios médicos y el sello de la firma de su padre. “”Ellas se fueron a las 12.44 del mediodía y se llevaron todo en bolsas de consorcio y algunas mochilas que tenían””, dijo la víctima. El sofisticado sistema de seguridad de la casa permitió que todo el hecho delictivo quedara registrado en video de alta calidad por las cámaras instaladas. Sin embargo, Ivo no podía dar con el nombre exacto de las chicas. Así, hizo una denuncia en su cuenta de Facebook y la alerta se viralizó. “”En un día el posteo fue visto más de 100 mil veces y la gente me aportó datos clave para poder dar con ellas. Dos de las chicas son unas hermanas de apellido Benítez y son oriundas de Formosa. Alguna gente de allí se puso en contacto con nosotros y nos dijeron que tenían mala fama en esa provincia, que no eran buena gente””, advirtió Ivo. Según informó la víctima del robo, el sedante utilizado por las delincuentes fue la droga llamada burundanga o una fuerte dosis de un tranquilizante. A día de hoy, los investigadores están a punto de dar con las hermanas, que residen en la Capital Federal, mientras que existen más dificultades para encontrar a la cabecilla, que se hacía llamar Florencia y dijo tener 29 años. La causa quedó en manos de la Fiscalía de instrucción Nº 41, a cargo de la doctora Silvana Russi. Fuente Infobae “