Compartir

"Tatuar a Messi me salpicó de éxito"

Nacido en santa ana, la vida de roberto lópez cambió para siempre el 2 de enero de este año. Del otro lado del teléfono, lionel…

El tucumano Roberto López se convirtió en el fetiche de los mejores jugadores del mundo.

“Nacido en Santa Ana, la vida de Roberto López cambió para siempre el 2 de enero de este año. Del otro lado del teléfono, Lionel Messi le hizo una propuesta imposible de rechazar: tatuarle el brazo derecho. Sin dudarlo, armó las valijas y voló hasta Barcelona. “”Tatuar a Messi me salpicó de éxito””, confiesa el artista plástico que se convirtió en el fetiche de los mejores jugadores del mundo.””Me fui de la provincia a los seis años. Mi papá trabajaba dentro del Club Ferro, de Caballito. Ahí estudié en la escuela de Bellas Artes y, a fines de 1999, me recomendaron que, por el estilo de mi trabajo, me dedique a tatuar y a copiar fotos. Ví que era un mercado muy solicitado y probé””, comienza su relato López, que de manera inesperada iba a introducirse en el mundo del fútbol. “”Trabajaba mucho con tatuadores, que además querían ver cómo trabajaba. Mi vínculo con el fútbol comenzó con Cristian Campestrini (ex Arsenal y actualmente en Puebla), porque teníamos un amigo en común y se armó la cadena, que hoy es gigante. No soy hincha de ningún club. Tal vez eso me ayuda cuando trabajo con un jugador porque hablamos de cualquier cosa antes que de fútbol””, detalla López, de 38 años, que desde hace seis años está radicado en Mar del Plata, donde abrió un local.  Su carrera cambió por completo cuando apareció en su vida Lionel Messi, que consiguió su teléfono por un amigo de su hermano. “”Al contacto lo hizo Juan Cruz Leguizamón, arquero de Central Córdoba de Rosario, que jugó en las inferiores de Newell’s. El 2 de enero, Leo me llamó por teléfono. Así empecé el año y al mes estuve viajando. La primera semana de febrero comenzamos con la primera sesión. Cuando tiene libre una semana, me llama. La última vez que fui tatué a su hermano Rodrigo, al papá (Jorge Messi), a su esposa Antonella (Roccuzzo) y a su hermana””, devela Roberto, que de a poco se metió en el vestuario de Barcelona. “”Te querés mentir pero es la persona más conocida del planeta. Para tatutarse todo el brazo se asesoró bien y, como me habían recomendado, no dudó. En el primer viaje, Leo le regaló un tatuaje mío a Neymar””, recuerda López, que regresó dos veces más a Catalunya para continuar con su trabajo.””Cuando me intentó pagar no se lo quise recibir. Son unas vacaciones pagas. Suelo viajar acompañado con mi pareja y con todos los gastos pagos. ¡Cómo le voy a poner un precio, si una marca le paga fortuna para que promocione sus productos! Ahora lo veo con el brazo tatuado. Eso es impagable. La última vez me dijo: ‘este sobre es para vos’. Le recordé que habíamos quedado en otra cosa, pero me recordó que yo dejaba de trabajar y a mí familia y que eso merecía una compensación. Eso lo define mucho””, comenta el tatuador que será una de las grandes atracciones de la II° Expo Tattoo Internacional, que se realizará durante el fin de semana en los salones del Sheraton.  Debido a las distancias y al poco tiempo con el que cuenta el rosarino, el trabajo de López lleva al menos 12 sesiones y aún le restan unas cuántas para terminar. “”Me falta una visita más. Leo diseñó todo: una flor de loto, un reloj, un mapa, un rosario y un cristo. Me pidió que los ordene para que queden nítidas y se puedan ver a la distancia. Voy haciendo tres viajes. Con dos o tres sesiones por semana, de cuatro o cinco horas. El que se hizo un tatuaje sabe que son dolorosos. Sin embargo, Leo se la bancó””, enfatiza este tucumano por adopción, que asegura tener un vínculo constante con el capitán de la Selección. Incluso, lleva un “”10″” dibujado en la muñeca derecha. Se lo hizo Messi. “”Después de trabajar con Leo me empezaron a llamar de todos lados. Hasta de un diario de Polonia, con traductor de por medio. Sabía que esto iba a pasar. Mis tatuajes están asociados a él en todo el mundo””, confiesa López. Asegura que la lista de clientes asociados con la pelota es larguísima y hace unos meses incluyó al tucumano Matías Kranevitter, figura de River y futuro jugador de Atlético de Madrid. No descarta visitarlo la próxima temporada. Tal vez cuando regrese a Europa, para seguir metiéndose debajo de la piel de los mejores futbolistas del mundo.   fuente: La Gaceta”