Inicio Sociedad Un docente de El Bañado fue elegido como Maestro Ilustre de Tucumán

Un docente de El Bañado fue elegido como Maestro Ilustre de Tucumán

0

En coincidencia con los festejos por el Día del Maestro, se implementó un reconocimiento al trabajo, dedicación e innovación en la enseñanza el premio “Maestro Ilustre”, el cual elige a un docente por provincia de los niveles Inicial y Primario. En Tucumán, el galardonado 2018 es Orlando Américo García, docente de la Escuela Nº 217 “Ángel María Soria de la localidad de El Bañado en el departamento Tafí del Valle, en donde se desempeña como Maestro Especial de Tecnologías Diversas.

Orlando cuenta con una vasta experiencia en la docencia, con una antigüedad de 28 años desempeñándose en la profesión desde 1990. Proviene de una familia trabajadora y numerosa, siendo él el mayor de 10 hermanos. “Mi papá trabajaba en el campo, vivíamos una situación un poco crítica cuando he sido niño y después de a poco me he ido superando y con el apoyo de mi familia pude estudiar” relató. Actualmente, vive con su esposa Evangelina y sus hijas Valentina y Ornella a 100 metros de la escuela: “Antes vivía en Monteros, pero me gustaba estar cerca de la escuela y siempre me quedaba en el Valle, me he comprado un terreno cerca así siempre estoy asistiendo en las necesidades que se presentan”.

Por otro lado, contó que la labor de maestro lo llenó de sorpresas y enseñanzas: “El día que fui a enseñar tuve que aprender muchas cosas de los niños sobre todo porque es otro mundo, estando al frente del grado aprendí a amar a la docencia, ellos dan mucho amor. Mi familia siempre me ha apoyado mucho donde he estado: en La Arbolada, El Bañado, en Quilmes, al principio en esa zona era muy difícil, los caminos dificultosos y había que caminar. Ahí me di cuenta de lo que vive el maestro y me dediqué a trabajar con las comunidades de la escuela, he recibido mucho afecto”.

La Escuela N° 217 Ángel María Soria es de jornada completa con el ingreso a las 8:30 horas de los estudiantes, hasta las 16:40 que finaliza la jornada escolar. Por la mañana, aprenden lengua, matemática y ciencias, y por la tarde, tienen especialidades como Tecnologías Diversas, Técnicas Agropecuarias, Plástica y Educación Física. Por otro lado, algunos chicos vuelven a sus casas una vez finalizada la jornada y otros quedan en el albergue escolar. “Nos turnamos con los maestros para quedar a cargo del albergue. Los turnos son diarios, un día a la semana nos toca a cada docente”, contó Orlando.

El maestro García realiza una gran entrega y dedicación para con la escuela: “Durante la mañana voy a colaborar con la parte administrativa, por si la directora o mis colegas necesitan algo. A las 13 horas estoy en mi cargo como maestro de tecnologías diversas. Estoy de lunes a domingo porque hay muchas cosas en el campo que hay que tener en cuenta para que la escuela funcione todos los días: la leña, el agua, condiciones sanitarias, y yo hago de todo un poco. Colaboro con mis compañeros en la huerta, en el aula y también enseño la parte de informática, el uso de aplicaciones, varias cosas que he aprendido de la gente y las transmito en la escuela. También me gusta mucho hacer cerámica, llevo más de 15 años trabajando con los chicos. Lo hacemos en la época que empieza el calor: septiembre a diciembre y de marzo a abril porque el material es muy frío”.

Finalmente, reconoció la importancia del establecimiento educativo en su vida “Todo lo que tengo me ha dado la escuela. Los chicos son muy afectivos en la zona, están ansiosos a que vuelva. Ellos están siempre conmigo, apoyándome y les gusta cada iniciativa que les propongo. Ahora estamos con distintos proyectos y hemos recibido mucho apoyo del Ministerio de Educación a través del ministro Lichtmajer”.

“Le agradezco mucho a mis colegas, al Ministerio de Educación y a mi familia que siempre me ha dado el apoyo para que las cosas se concreten, principalmente en la escuela” cerró.

Fuente www.educaciontuc.gov.ar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here