Inicio Sociedad “Si encontraran un yacaré cerca de un niño, ¿no harían lo mismo?”

“Si encontraran un yacaré cerca de un niño, ¿no harían lo mismo?”

0

De una casilla de madera sale un chico con una gorra. Se llama Axel Maximiliano Olmos. Luego se descubre y muestra su pelo amarillo. Cuenta que fue él quien sostenía el yacaré en la imagen que dio vuelta por toda la Argentina y que fue repudiada tanto por científicos como por cadenas mascoteras y diferentes usuarios de las redes. Es que mostraban de manera cruda el animal muerto, y mucha gente alrededor como celebrando el hecho. Luego, Axel dice que él no lo mató, que tampoco lo cazaron, sino que lo ultimaron de un tiro por defensa propia: “estaba encarando a mi vecinito de tres años. Si encontraran un yacaré cerca de un niño ¿no harían lo mismo para protegerlo?”.

La comuna rural de San Felipe y Santa Bárbara queda a unos 20 kilómetros de San Miguel de Tucumán. El caserío donde vive Axel está rodeado por unas lagunas, que antes eran canteras de donde se sacaba ripio. De hecho todavía quedan desparramados montículos de arena removida. Y el paisaje en general recuerda a los Esteros del Iberá, una reserva natural de Corrientes, donde habitan los yacarés que se han avistado en nuestra provincia: hay enormes espejos de agua que tienen una profundidad -según los lugareños- de unos tres metros, además de flora característica de zonas húmedas, como los juncos que cercan las lagunas.

NUEVO HÁBITAT. Una de las lagunas donde se avistaron yacarés, en la comuna de Santa Bárbara.

Daiana Roldán es la primera en salir al camino de barro y piedra que da acceso al caserío, donde vive un puñado de familias. Luego cuenta sin tapujos que a su sobrino de tres años lo quiso comer el caimán que medía unos 2.66 metros. Luego, añade que le pegaron un tiro en la cabeza con una escopeta, y que tienen miedo de que otros de ese tamaño aparezcan, porque hay muchos niños en ese lugar. Se sienten expuestos a este nuevo peligro.

Luego, los vecinos se van acercando a contar sus anécdotas referidas a este animal que los tiene en alerta. Entonces, Claudia Roldán dice que cuando llueve intensamente se inundan, y ahí se pueden ver más de cerca los yacarés. Agrega que el miércoles desapareció un cachorro y que cree que “se lo tragó” uno de esos ejemplares que rondan por la zona.

José Jiménez, en cambio, le hizo frente al problema: ha cercado la parte trasera de su casa de una manera prolija y -a la vista- segura, con alambres y cañas ubicadas cuidadosamente. “Hace dos años me comieron dos chanchos. Hago todo esto para protegernos a nosotros y a los animales que criamos para alimentarnos”, describe. Luego, revela que anda a diario con un machete o un palo cerca y que en enero otro niño corrió peligro, cuando se le acercó otro ejemplar de gran tamaño. “Pero estamos alerta desde hace unos ocho años. No es de ahora esto”, revela.

ALERTA. Un vecino cercó su casa; el fondo llega un brazo de la laguna.Quienes viven en ese caserío de Santa Bárbara recorren la zona de las lagunas todos los días, ya sea para hacer pastar a sus caballos o para juntar leña, y mucho más en esta época del año. Justamente en los alrededores es donde vieron más de un yacaré: hasta tienen videos. “Parece un bicho de esos enormes que viven en Australia”, añade alguien, mientras los vecinos ven en silencio la grabación.

Axel, el joven que en la foto sostenía el enorme reptil, quiere destacar que lo que hicieron fue irresponsable: “fue una tontera sacarnos fotos. Fue inconsciente. No creíamos que esto iba a salir del ámbito familiar y que se iba a armar este escándalo. Es que con las redes… De todas formas, vuelvo a decir que lo hemos hecho para salvar a un niño. Algo tienen que hacer para que no corramos riesgos, porque esto está repleto de yacarés”.

> La medida más reciente
La comuna pide fondos a la Provincia para iluminar el pueblo

El delegado comunal de San Felipe y Santa Bárbara, Julio Villa, contó que pedirá al vicegobernador, Osvaldo Jaldo, fondos ($ 100.000) para ampliar el alumbrado público en donde se divisaron los yacarés, “para maximizar la seguridad”. “Estamos minados de caimanes. Esta zona es espectacular para su reproducción. Dios quiera que no agarre a ningún niño”, añade el funcionario. Además, confiesa que de Flora y Fauna les aseguraron que seguirán con los rastrillajes.

¿Qué pasó con el cuerpo?
Una vecina aclara que tiraron el yacaré muerto a los animales

Miriam Costilla, una vecina de Santa Bárbara, resaltó que en los medios se ha tirado la versión de que ellos habían comido la carne del yacaré y que habían vendido su cuero a una talabartería de la zona de El Bajo, en San Miguel de Tucumán. Lo desmintió. “Eso es mentira. Al cuerpo del yacaré se lo tiramos a los animales para que lo comieran. El cuero se lo deben haber llevado los perros a algún lugar”, asegura.

Fuente La Gaceta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here