Compartir
Uncategorized

Resistió la operación, pero sigue grave el alumno accidentado en un colegio

Está con respirador artificial tras caer un piso en el Gymasium y golpearse la cabeza

Resistió la operación, pero sigue grave el alumno accidentado en un colegio

San Miguel de Tucumán.- El alumno de 13 años del Gymnasium que habría caído de un primer piso ayer sigue en estado crítico. El adolescente llegó con trastorno encéfalocraneano grave al Hospital de Niños y tuvo que ser operado por neurocirujanos. Según explicó la directora del hospital, Cristina García de Alabarce, la intervención quirúrgica había salido bien, pero el joven seguía sin conocimiento y conectado a un respirador artificial. Hoy y mañana serán días clave en su recuperación.

“Sigue en terapia intensiva; no está consciente. Esperamos que su juventud influya para bien en este caso”, explicó la profesional. Antes había explicado que el paciente había llegado a la guardia alrededor de las 10, inconsciente, y que de inmediato se le hizo una tomografía. Si bien la lesión que más preocupa es la de la cabeza -tendría un hematoma subdural-, también sufrió una fractura en una vértebra y fuertes golpes en el rostro. El muchacho es oriundo de Yerba Buena.

La directora del Gymnasium, Sandra Mansilla, a través de un empleado de la institución hizo saber que no haría ninguna declaración hasta que lograra saber fehacientemente qué había ocurrido. Dos estudiantes del colegio -cuya identidad se mantiene bajo reserva por cuestiones legales- explicaron que el chico estaba sentado en una baranda, perdió el equilibrio y cayó un piso hacia atrás, ante la mirada de compañeros y profesores. La misma versión le dio el vicepresidente del Centro de Estudiantes a LV12. Pese a que todo indica que se trató de un accidente, el episodio será investigado por el fiscal Washington Navarro Dávila.

También se consultó a una madre que estaba en el lugar, pero la mujer expresó que no podían hablar porque “estamos muy doloridos por todo lo que está pasando”, en alusión a la tragedia de mayo, cuando Matías Albornoz Piccinetti y otro compañero fueron apuñalados por un adolescente en Santiago del Estero al 400, luego de un encontronazo entre jóvenes de distintos colegios. Albornoz Piccinetti murió algunas horas después, mientras que su amigo se recuperó tras dos operaciones en el hospital Padilla.

Comunicado de la UNT

Como el colegio depende de la Universidad Nacional de Tucumán, las autoridades de la casa de estudios emitieron un comunicado sin demasiados detalles en el que expresaron que el joven había sufrido un accidente durante el primer recreo.

“Las autoridades de la UNT se encuentran a la espera de novedades sobre el estado de salud del alumno, a la espera de una pronta recuperación y se ponen a total disposición de los familiares”, agregaron.

Fuente La Gaceta