Inicio Política Bono de fin de año: Al regreso de Manzur se analizará cuáles...

Bono de fin de año: Al regreso de Manzur se analizará cuáles son las posibilidades de la Provincia

0

El anuncio de la Casa Rosada por un principio de acuerdo con la CGT para el pago de un bono de fin de año de $ 5.000 generó expectativas entre los gremios estatales de la Provincia. La Casa de Gobierno, por ahora, no desestimó la posibilidad. Pero a través de sus autoridades envió mensajes que les ponen paños fríos a los anhelos sindicales.

El ministro de Gobierno, Regino Amado, aseguró que los pedidos “están siendo estudiados”, aunque destacó que el acuerdo salarial vigente, al ajustar los haberes mediante una “cláusula gatillo”, debería ser suficiente para equiparar los ingresos de los estatales a las subas en los bienes de consumo derivadas de la inflación.

“En Tucumán se acordó en principio el 17% (en dos partes). Por el mecanismo de la ‘cláusula gatillo’, en octubre pagamos cerca del 33% (de incremento total). Y si la inflación calculada por el Indec (Instituto Nacional de Estadística y Censo) llega al 43%, por ejemplo, deberemos sumar otro 10%. Cada punto porcentual de aumento significa unos $ 30 millones mensuales. Por eso, estamos abocados a cumplir con lo que ya está firmado, que es mucho más que cualquier bono que se esté pagando”, dijo Amado.

“Recaudos financieros”

El vicegobernador, Osvaldo Jaldo, en ejercicio del Poder Ejecutivo (PE), aseveró que la cuestión será resuelta por el gobernador, Juan Manzur, y el ministro de Economía, Eduardo Garvich, cuando regresen de la misión oficial por el extranjero. De todas maneras, también aludió a la cláusula que sujeta la suba de los haberes estatales a la inflación. “Lo primero que estamos haciendo es cumplir con lo comprometido. Hoy los pronósticos indican que la inflación anual va a superar el 45%. Estamos tomando los recaudos financieros necesarios para afrontar el compromiso de la ‘cláusula gatillo’, que tiene un impacto importante en la Provincia”, indicó Jaldo, tras una reunión de gabinete en la Casa de Gobierno.

Por escrito

Ayer la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), a través del secretario general Gustavo Salas Correa y de la encargada de Finanzas, Nathalia Rodríguez, envió una nota dirigida al gobernador Manzur para solicitar una compensación a fin de año. “Estamos esperando una respuesta formal, porque están ingresando fondos a la Provincia”, afirmó el referente de ATE a este diario. En el escrito, los dirigentes detallaron que la addenda al Consenso Fiscal con la Nación alivió las cuentas públicas, al punto de que se amplió el presupuesto de la Legislatura en $ 650 millones para el pago de sueldos. “Se debería destinar ese mismo monto a los 100.000 estatales”, redactaron los referentes de ATE. Siguiendo ese cálculo, según Salas Correa, cada trabajador debería recibir un bono en promedio de $ 6.500.

Marco flexible

El ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, anticipó ayer que estaría acordado el bono de $ 5.000 con referentes de la CGT y empresarios. “En principio, englobaría al sector privado”, aseveró el funcionario, según Télam. La intención inicial era que el pago sea obligatorio, pero finalmente el ministro advirtió que se llevará a cabo “en un marco flexible”. Esta medida está enmarcada en la posibilidad de que la central obrera impulse un nuevo paro en contra de la administración de Mauricio Macri. En Cambiemos confían en avanzar con un acuerdo multisectorial para desactivar un reclamo general a fin de año.

En otros distritos

Las negociaciones entre la Nación y la CGT tuvieron impacto en las provincias. Algunos distritos, como Santiago del Estero, ya resolvieron otorgar sumas no remunerativas para aliviar a los estatales. En otros, como Santa Fe, se descartó esa alternativa, por regir la “cláusula gatillo”.

El ministro Amado relativizó la decisión de la Nación y de otras administraciones provinciales. “Al pedido lo vamos a analizar. Pero los gobiernos que están otorgando el bono de fin e año no dieron la ‘cláusula gatillo’. Cada provincia tiene su acuerdo con los gremios. En Tucumán creímos que lo más conveniente para los trabajadores era que el aumento estuviera atado a la inflación que mide el Indec, para que el sueldo no pierda su poder adquisitivo. Además, el bono es una suma fija; en cambio, el porcentual se incorpora al sueldo y queda”, planteó el funcionario. Así, mientras esperan el regreso del gobernador, las autoridades provinciales no mostraron optimismo con respecto al bono.

Debate sindical

Está prevista hoy una reunión de la CGT en Buenos Aires para analizar el posible extra

El consejo directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT) se volverá a reunir hoy, luego del cuarto intermedio resuelto la semana pasada, para analizar si desactiva la idea de convocar a un paro general si se acuerda el pago del bono de fin de año de $ 5.000, indicó Télam. “Seguramente no habrá medida de fuerza”, aseveró Héctor Daer en declaraciones radiales, respecto de la posibilidad de dos pagos extra de $ 2.500: uno en noviembre y en enero de 2019. Y aclaró que la decisión final “surgirá en la reunión del consejo directivo” y que dependerá de “cómo queda el texto del decreto”.

“No lo van a poder dar”

Un referente nacional de las PYMEs advirtió que el sector está “en situación crítica”

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, anticipó que más allá de la buena predisposición del sector para otorgar un extra de fin de año, la situación financiera está llevando a varias firmas a cerrar sus puertas. “Todas las empresas que lo puedan dar van a ser solidarias con sus trabajadores, porque entienden que el dinero no les alcanza. Pero algunos realmente no pueden y no lo van a dar porque están muy mal. No tienen ventas, su situación es crítica”, analizó. Agregó: “hay 4.500 pymes industriales (de un total de 80.000” a nivel nacional que han desaparecido en los últimos dos años”.

Fuente La Gaceta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here