Inicio Policiales Un joven está grave después de sufrir un disparo en la cabeza

Un joven está grave después de sufrir un disparo en la cabeza

0

Franco Esteban Valdez recibió un tiro en la cabeza que lo dejó al borde de la muerte. Dos versiones totalmente distintas se cuentan en torno al ataque. María Cristina Serrizuela, madre del joven herido, contó que su hijo y el supuesto agresor, un tal “Zapallito”, eran conocidos.

“Esta gente vino hace tres años. Son de Villa 9 de Julio. Cuando vinieron se hicieron amigos de mi hijo. La mujer siempre decía que tenía problemas por sus hijos. Franco no les robó. El problema con esa familia es que la transforman la droga y el alcohol. Son problemáticos”, concluyó.

Los incidentes tuvieron como escenario las calles del asentamiento Ampliación San Nicolás, en el sur de la capital tucumana. “Esto no va a quedar así. Si mi sobrino muere, esto va a traer cola. Vamos a hacer Justicia”, dijo un tío de Valdez, que prefirió no identificarse. Los Cativa abandonaron el barrio en la noche del domingo. “Son cobardes, se escaparon”, agregó el tío.

Dos versiones totalmente distintas se cuentan en torno al ataque en el que Valdez recibió un tiro. Por un lado, Graciela Cativa denunció que el joven de 23 años ingresó a robar a su casa del pasaje Einstein al 2.200 y que cuando escapaba sus familiares lo persiguieron y le dispararon. El otro relato es el de los familiares de Valdez, que sostienen que el muchacho discutió con un vecino por una campera, y que esta persona lo buscó y le disparó por ese motivo.

De acuerdo a la denuncia que Cativa realizó en la comisaría 9ª, cerca de las 19.30 del domingo pasado, Valdez ingresó a su casa junto a otro sujeto. Según su versión, primero la amenazó con un arma blanca y luego le produjo cortes en diferentes partes del cuerpo. Después, según la denuncia, se apoderó de dos reproductores de DVD, un ventilador de techo y una potencia de un equipo de audio, para luego darse a la fuga. Entonces, los familiares de la mujer lo habrían ido a buscar y le dispararon.

Otra versión

FRANCO ESTEBAN VALDEZ. Sigue internado en grave estado.

“Es mentira que hubo un robo. El problema fue en la esquina. ‘Zapallito’ (el supuesto autor del disparo e hijo de Cativa) estaba tomando en la esquina. Mi hijo fue a reclamarle por una campera que le prestó hace un tiempo y el otro no le quería devolver. Comenzaron a discutir y hubo una pelea”, contó Serrizuela.

La mujer explicó que un familiar fue a avisarle que su hijo y el vecino estaban peleando. “Los otros estaban borrachos y drogados y le gritaban. Yo lo fui a buscar a Franco y lo llevé a casa. Pensé que ahí iba a terminar el problema, pero no, tuvieron que matarlo estos malditos”, relató.

Serrizuela dijo que cuando llegaba a su casa, vio que “Zapallito” llevaba un arma y que comenzó a disparar. “Yo vi todo. Le dije a mi hijo: ‘Franco, corré’. Él se quiso escapar. Se arrodilló para esconderse y en ese momento le pegaron el tiro en la frente. Fueron muchos disparos”, explicó.

“Le disparó desde unos 10 metros de distancia. Mi hijo se había ocultado en el baño. Ellos aparecieron por atrás. Comenzaron a disparar y le pegaron a mi hijo”, señaló Andrés Valdez.

Desesperante

ANGUSTIADOS. Los padres del muchacho herido en el hospital Padilla. la gaceta / foto de franco vera

El joven herido fue asistido por sus familiares. “Me dijo ‘mamá no te preocupés que voy a estar bien, quedate tranquila’. Pudo pararse y caminar unos 40 metros. Entonces, me dijo: ‘Me siento mal, qué tengo en el ojo’. Caminamos hasta la vía y ahí cayó; ya no pudo seguir, quedó inconsciente”, refirió.

En una moto cargaron al herido y lo llevaron hasta el CAPS Villalonga. Desde allí lo trasladaron en una ambulancia hasta el hospital Padilla. Valdez fue operado de urgencia alrededor de las 23. Los médicos no pudieron extraerle el proyectil.

“La bala quedó alojada en el cerebro. Está internado en terapia intensiva, muy grave, con respirador mecánico. Los médicos están esperando para ver cómo evoluciona. Sabemos que un paciente de alto riesgo”, contó Valdez padre.

Fuente La Gaceta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here