Inicio Policiales Se cumple un mes de la última vez que vieron con vida...

Se cumple un mes de la última vez que vieron con vida a Priscila Paz: qué se sabe del crimen

0

Hoy se cumple un mes de la última vez que se vio con vida a Priscila Paz, la joven de 27 años que salió de trabajar y nunca regresó a casa en San Pablo: una semana más tarde fue hallada sin vida junto a un cañaveral. Su familia sigue luchando para tratar de esclarecer el crimen.

Desde el día de la denuncia, la Justicia manejó varias hipótesis que fueron cambiando con la declaración de los testigos y la comprobación de los datos.

La investigación a cargo de la fiscal Carmen Reuter continúa. Lo último que se conoció fue:

– Priscila no fue víctima de un robo, como se pensaba en un primer momento. De acuerdo a la hipótesis que manejó la investigadora, Juan José Dante “Salteño” Gómez -que habría conocido a Priscila-, la llevó mediante engaños a una vivienda abandonada del barrio Ampliación Elena White. Al sospechoso le dictaron la prisión preventiva por dos años.

– Reuter sostuvo que en esa casa se encontraban Facundo Damián “Can-Can” y Walter Patricio “Borolo” Miranda, Héctor Jesús “Pocho” Ledesma, Franco Emanuel Ogaz y Yanina Paola “Kingkona” Rojas, y que fueron ellos los que le quitaron el celular a la víctima y la mantuvieron privada de su libertad. Todos deberán permanecer encerrados unos 24 meses, si no son condenados o absueltos antes.

– En el caso de “Can-Can” Miranda es diferente. Para Reuter, este ayudó a los otros a que mantuvieran cautiva a Paz y le propinaran los golpes que acabaron con su vida. También se sospecha que fue el responsable de trasladar el cuerpo de la víctima del barrio Ampliación Elena White a El Manantial primero y al lugar donde fue ubicado, después. Su declaración fue fundamental para que la Justicia resolviera el caso.

PRISCILA PAZ. La joven de 27 años fue hallada sin vida, en un descampado en San Pablo. ARCHIVO

– Según la acusación que realizó la fiscal, todos los mencionados le propinaron a Paz golpes en su rostro y en otras partes del cuerpo con un elemento contundente. También la agredieron con golpes de puños y puntapiés. Además pretendieron asfixiarla de manera manual. “Tenían la intención de causarle la muerte haciéndola padecer sufrimientos innecesarios y extraordinarios por la brutalidad con la que la atacaron, produciéndole agonía hasta que murió”, se puede leer en el requerimiento.

– Con los sospechosos detenidos con prisión preventiva, a la fiscal le quedan dos puntos por resolver. Uno de ellos es determinar con exactitud el día que murió, ya que se sospecha que podría haber sido mantenida en cautiverio durante varios días antes de ser asesinada. Tampoco se comprobó aún si fue víctima de un ataque sexual. Ayer se iniciaron los estudios genéticos.

Las declaraciones de los testigos y sospechosos fueron cambiando a lo largo de la investigación y con ellas el curso de la misma. Un resumen del caso, día por día:

– 22/07: fue el último día que se vio a Priscila, cuando ella salió del hotel alojamiento en el que trabajaba, en El Manantial. La recepcionista del lugar la vio esperando el colectivo para volver a su casa, a la que nunca llegó.

– 25/07: más de 80 policías y cuatro perros rastreadores buscaron durante todo el día a Priscila. El rastrillaje se extendió desde el ingreso a San Pablo hasta las fincas de limones, las de caña que están a continuación y un sector de la zona que le llaman “El Bajo”, que es la parte del fondo, donde hay sitios baldíos.

Desde un primer momento, todas las sospechas de los familiares de Priscila apuntaron al novio de la joven. En primer lugar, porque advirtieron que este les había dado un nombre falso cuando ella lo presentó en la casa. Y además porque el joven ni siquiera se acercó a la familia a ofrecer su colaboración en la búsqueda.

– 26/07: se extendieron los rastrillajes luego de que gente que vive en la zona denunciara haber escuchado gritos.

– 28/07: encontraron el celular de la joven en las inmediaciones del barrio Elena White, cerca de El Manantial. Datos que manejaba la fiscal indicaron que Priscila había sido víctima de un robo. Hasta ese momento eran tres los sospechosos aprehendidos, ninguno conocido de la víctima.

– 30/07: se estableció que el celular de la joven nunca había salido de la zona de El Manantial, cosa que contradecía las declaraciones de los acusados. Además se determinó que dos personas lo utilizaron después de la desaparición de la joven.

*Hipótesis: mediante engaños le habrían ofrecido llevarla hasta San Pablo y en el trayecto podría haber sido atacada y abandonada en un lugar desconocido.

– 31/07: familiares, vecinos y allegados de Paz se agolparon a un costado de la ruta 301 a la espera de la confirmación de la identidad de un cuerpo hallado en un descampado de la zona. A la tarde, informaron que se trataba de Priscila Paz.

Dos personas declararon en la Justicia que la vieron ocupar un asiento de un interno del Exprebus y que se habría bajado en Ohuanta, antes de llegar a San Pablo. Otro de ellos aseguró que vio ingresar una camioneta al lugar donde se halló el cadáver.

– 01/08: se sumaron más detenidos a la causa. A esa altura, ya eran siete: un hombre y una mujer que habrían comprado el celular que le robaron a la joven; tres sospechados de haber acabado con la vida de la víctima; otro, que podría haber integrado el grupo que cometió el homicidio, o colaborado en el ocultamiento del cuerpo de Paz. La última detención se concretó el día anterior: la del padre de los dos acusados y supuesto transa del barrio Ampliación Elena White. A el último también le secuestraron su camioneta.

Un informe preliminar indicó que la joven no fue asesinada en el cañaveral junto a la ruta 301 donde ayer fue encontrado el cadáver.

*Hipótesis: cuando caminaba por la calle, habría sido sorprendida por tres o cuatro personas que la habrían atacado para robarle sus pertenencias. Para poder reducirla, la golpearon con un objeto contundente. La cargaron y la trasladaron hasta algún lugar donde la mantuvieron oculta. Allí la ataron y le aplicaron varios golpes en el rostro. Los sospechosos habrían intentado vender el celular a un joven pero no concretaron la operación. Después los atacantes fueron hasta una casa donde probaron otro chip. Se creía que allí lo podrían haber vendido por dinero o por droga. En el fondo de esa vivienda fue hallado el teléfono. Al haberse incrementado la presencia policial en el barrio, el líder de una organización dedicada al narcomenudeo y padre de dos de los arrestados, habría decidido trasladar el cuerpo a un lugar para que lo encuentren.

– 02/08: se conoció que Priscila Paz podría haber estado cautiva durante varios días antes de ser asesinada. Ese dato surgió de la estimación que realizaron los forenses sobre la cantidad de días que llevaba muerta la joven. Los especialistas sostenían que le arrancaron la vida entre 24 y 72 horas antes de que hallaran su cuerpo. Varias de las lesiones corporales habrían sido producidas por golpes destinados a que la víctima, por ejemplo, no gritara.

La camioneta secuestrada a uno de los sospechosos fue sometida a pruebas de luminol, hallando en ella restos de sangre.

*Hipótesis: Priscila habría sido asesinada a golpes de puño y, posiblemente, también con algún objeto contundente.

– 03/08: fuentes judiciales y policiales confirmaron que al menos cuatro de los cinco detenidos por el crimen tienen serios problemas de adicción y habrían estado drogados cuando cometieron el ataque.

Hasta ese momento eran nueve los sospechosos: cuatro hombres y una mujer sospechados de haberle privado la libertad y cometido el crimen; dos, de haber colaborado para encubrir y entorpecer la investigación; y dos (un joven y una chica) de haber manipulado el celular de Priscila. Son las personas que habrían intentado comprar el celular de la víctima.`

BÚSQUEDA. El cuerpo de Priscila fue hallado sin vida el 31 de julio.

La joven le habría enviado un mensaje de texto a un amigo cuando se encontraba secuestrada.

*Hipótesis: El “Gordo” -el supuesto transa que se encarga de manejar el negocio del narcomenudeo en el barrio-, se convirtió en el principal sospechoso. Decían que se molestó cuando se enteró de lo que había sucedido y se terminó enfureciendo cuando observó que la Policía estaba dando vueltas en el sector donde él había extendido su negocio ilegal. Se encontraron restos de sangre en la casa de uno de los acusados, el hijo del “Gordo”.

– 15/08: La Justicia dictó la prisión preventiva a los imputados por el homicidio de Priscila Paz. Seis personas -cinco varones y una mujer- quedaron detenidas al ser imputadas por homicidio agravado y privación ilegítima de la libertad, mientras que otra joven está detenida por encubrimiento.

Fuente La Gaceta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here