Inicio Policiales La familia de Facundo Ferreira denunció agresiones por parte de la Policía

La familia de Facundo Ferreira denunció agresiones por parte de la Policía

148
0

San Miguel de Tucumán.- Los representantes de la familia de Facundo Ferreira, el menor que fue ultimado por policías en marzo, denunciaron que un móvil del Servicio 911 disparó contra su casa ubicada en el barrio Juan XXIII (“La Bombilla”) de la capital tucumana. En este episodio, resultó herida Rita, la tía del niño, lesionado otro menor que fue testigo en la causa y muerto el perro de la víctima del polémico crimen.

Emilio Guagnini, de la fundación Andhes, que representa a los Ferreira confirmó que el hecho se produjo anoche cerca de las 23. Dijo que desde un patrullero efectuaron disparos contra la vivienda, hiriendo mortalmente al can. Cuando los familiares salieron a ver qué pasaba, también dispararon contra ella y ahí resultó herida Rita, la tía del adolescente que fue víctima de un homicidio, según comprobó la Justicia.

Otros vecinos del barrio salieron en defensa de las mujeres. Siempre según la denuncia, aparecieron motoristas del 911 y uno de ellos atropelló al menor que terminó lesionado con golpes.

El 8 de marzo pasado, Facundo falleció por el disparo que recibió en la nuca en un confuso episodio que se produjo en la zona de El Bajo. La fiscala, luego de reunir varias pruebas, imputó por homicidio agravado a Mauro Díaz Cáceres y a Nicolás González Montes de Oca. En tribunales ambos habrían asegurado que ellos respondieron a los disparos que les hicieron mientras realizaban la persecución.

Pero esa versión se contradice con la investigación que realizó Giannoni. Según su hipótesis, los uniformados persiguieron sin razón alguna y realizaron más de una docena de disparos a la moto en la que se desplazaban Facundo y su amigo Juan. También cree que el disparo mortal habría sido realizado por Díaz Cáceres a una distancia de entre 10 y 15 metros y que su compañero, que habría estado bajo el efecto de las drogas, también gatilló su arma.

La fiscala pidió que se le dictara la detención a ambos uniformados, pero su planteo fue rechazado. Los abogados de Andhes insistieron con esa solicitud, pero no obtuvieron respuestas favorables. Ambos pedidos estaban sustentados en que los acusados, que nunca dejaron de prestar servicios en la fuerza, podrían entorpecer la investigación y amenazar a las personas que declararon en su contra.

Los familiares de Facundo habían denunciado que fueron amenazados por compañeros y familiares de los policías acusados del crimen. También un efectivo se presentó ante la Justicia para denunciar que los imputados le pidieron que amenazara a los Ferreira y que ellos solucionarían el problema que tenía en la fuerza para que volviera al servicio.

Fuente La Gaceta

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here