Inicio Policiales Investigan las causas de la caída del joven del balcón en Yerba...

Investigan las causas de la caída del joven del balcón en Yerba Buena

0

Con el correr de las horas la Justicia va recogiendo elementos para determinar cómo se produjo la caída de un joven de 19 años de un tercer piso de un edificio de la avenida Presidente Perón en Yerba Buena. Si bien es cierto que hasta el momento todo parece indicar que se trató de un percance, la fiscal María del Carmen Reuter no descarta que Andrés Poviña haya sido empujado accidentalmente o intencionalmente del balcón. Para confirmar o descartar esta versión, está tomando contrarreloj declaración testimonial a varias personas que pueden aportar más datos aún sobre el caso, que tuvo repercusión nacional.

La fiscal estableció ya que en el tercer piso de una de las torres se produjo una previa. Desde medianoche se habían reunido allí unos siete jóvenes. Una hora después, Poviña arribó con dos amigos que conocían al dueño de casa.

Los vecinos, según confiaron fuentes cercanas a la investigación, informaron que durante la madrugada escucharon risas y charlas a los gritos. Dijeron además que los participantes habrían estados alcoholizados. Varios de ellos hasta podrían haber realizado reclamos en la portería por ruidos molestos.

La versión de que los chicos habían consumido bebidas alcohólicas fue confirmada por los policías que revisaron el departamento. Allí, de acuerdo a la versión oficial que se proporcionó, habrían encontrado varias botellas de fernet y de vodka vacías y otras varias a medio consumir.

Los vecinos también habrían declarado que cerca de las 2 de la mañana escucharon una discusión y, que media hora después, la calma volvió al edificio. Esos horarios coinciden con la caída del joven y con la partida de los chicos a un boliche de la zona.

El final

Un responsable de seguridad del lugar, mientras hacía un recorrido de rutina, comenzó a sentir quejidos. Pidió a sus compañeros que encendieran las luces y, con una linterna, descubrió al joven en el suelo. Llamó a la Policía y después a una ambulancia. Poviña fue trasladado al Hospital Padilla y de allí derivado, por orden de sus familiares, a una clínica privada.

El hallazgo causó un revuelo en el complejo de departamentos. El accidentado era un desconocido y, cuando confirmaron que en esa torre se había desarrollado una previa, sospecharon que se había caído del tercer piso. Al confirmar esa suposición, se ordenó desalojar el departamento y clausurarlo hasta que se realicen todas las pericias pertinentes, medida que se mantiene hasta el momento.

“No maestro, no quiero más problemas. Suficiente con lo que vi ese día”, dijo uno de los cuidadores del barrio privado donde se encuentra el departamento. Ayer, después de que se hiciera público el caso, los guardias se pusieron más exigentes en los controles del ingreso de las personas que no residen allí. También comunicaron que habían recibido una orden de no hablar con nadie y mucho menos con la prensa. Los habitantes del lugar también se sumaron al silencio.

Los peritos descubrieron que el balcón es amplio y que la baranda es baja, ya que no supera los 70 centímetros. A partir de los datos, le avisaron a la fiscala que el joven podría haberse caído accidentalmente o que fue empujado en medio de un juego o de una broma, o directamente fue blanco de una agresión.

Los nueve jóvenes que estuvieron en la previa, y cuyos nombres no fueron informados por el momento, y que serían hijos de empresarios que viven en Yerba Buena, al declarar dijeron que no sabían que su amigo se había caído.

Señalaron que lo perdieron de vista y que recién se enteraron del accidente cuando la hermana del dueño de casa los llamó para avisarles lo que había sucedido.

Los investigadores no descartan que estén ante un posible pacto de silencio. Por ese motivo, para confirmarlo o descartarlo, tomarán una serie de medidas. Entre ellas, aparece la citación a los padres de los jóvenes que estuvieron en esa reunión para que informen si a algunos de ellos les dieron otra versión.

También aguardan los resultados de los exámenes toxicológicos que se les practicaron a los jóvenes y los informes periciales que se realizaron en el departamento. La fiscal Reuter espera además que Poviña se recupere para interrogarlo sobre lo que sucedió el domingo a la madrugada.

Fuente La Gaceta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here