Inicio Policiales Chicos de 13 años asaltaron una carnicería en San Miguel de Tucumán

Chicos de 13 años asaltaron una carnicería en San Miguel de Tucumán

0

San Miguel de Tucumán.- “En la radio transmitían los últimos minutos del partido entre Newell’s y Atlético cuando en la calle se escucharon dos frenadas muy fuertes. Eran cinco chicos que se bajaron de dos motocicletas. Eran criaturas, ninguno tenía más de 13 años. En la vereda remontaron las armas, se pusieron capuchas y entraron a los gritos”.

Así recuerda Víctor Gómez el momento en el que una banda de motochorros llegó a la carnicería en la que trabaja, en la esquina de las calles Estado de Israel e Isabel la Católica, en la zona de Villa Muñecas en la capital tucumana. Sucedió el lunes, alrededor de las 21.30.

“Antes los vi cuando pasaron por el frente del local y nos miraban. Nos llamó la atención pero no pensamos que nos iban a robar después. Luego entraron”, señaló.

El empleado y otro compañero de trabajo tuvieron tiempo de escapar por el fondo del local antes que entraran los asaltantes. Algunos clientes quedaron del otro lado del mostrador. Los precoces ladrones se apoderaron de algunas de sus pertenencias, aunque no actuaron con violencia. Luego, sacaron el dinero de la caja registradora, alzaron una balanza y huyeron.

“Nosotros tuvimos tiempo de salir, pero le robaron a una clienta. Se llevaron el cambio, que eran unos $ 1.000. Fueron apenas tres minutos, pero a mí me pareció una eternidad”, confió Gómez.

El carnicero relató que los ladrones escaparon hacia la avenida Ejército del Norte. “Los vimos cuando se iban en dos motos negras, como las Honda Wave. Había uno que era muy chiquito. Llevaban las pistolas en las manos cuando se iban. Eso me impresionó”, señaló.

“Sentí mucha bronca porque no es la primera vez que nos asaltan”, explicó el carnicero. De acuerdo a su testimonio, hace tres meses sufrieron otro robo similar.

“Pero no fue la única vez que nos asaltaron. Antes, un supuesto cliente sacó un arma y me encañonó cuando le daba la bolsa con la mercadería. Cosas como esas nos suceden bastante”, dijo.

Testigo

“Vi que entraron con las armas y después cuando salieron corriendo y subieron a las motos. Se escuchaba a un tipo que gritaba ‘dale, dale’. Me sorprendió porque parecían muy chicos. Eran varios y tenían armas. No escuché tiros”, contó Sabrina, quien vive en la misma cuadra.

“A los clientes les roban hasta las bolsas con carne cuando salen de comprar. Lo mismo pasa con los otros comercios”, contó María Mansilla, quien atiende una regalería junto a la carnicería.

La comerciante contó que tuvo que colocar rejas en la puerta de su local después de un violento robo que sufrió meses atrás. “Tenían a una empleada tirada en el piso y la amenazaban con un cuchillo. Fue un momento terrible. Luego huyeron por las vías”, contó.

“Es un barrio que se vuelve cada día más peligroso. Aquí hay toda clase de robos. Sobre todo ataques de motochorros en la calle, pero también entran a las casas y los negocios. La Policía viene un rato, recorren unos días y después no aparecen más”, dijo Romina Soria, otra vecina.

Fuente La Gaceta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here