Inicio Mundial Rusia 2018 Croacia eliminó a Rusia por penales y jugará con Inglaterra la semifinal

Croacia eliminó a Rusia por penales y jugará con Inglaterra la semifinal

116
0

El último boleto a las semifinales del Mundial lo disputaron Rusia y Croacia en el estadio Olímpico de Sochi. Así como los anfitriones salieron al campo con la misión de dar otro golpe, los balcánicos intentaron dominar las acciones para emular a la generación que participó en la edición de Francia 98, cuando se quedaron con el bronce.

La paridad de los equipos y el temor a la derrota contribuyeron para que el encuentro se dispute bajo un manto de nervios e imprecisiones. Durante la primera media hora los protagonistas solo se amenazaban a través de la vía aérea y las combinaciones ofensivas no lograban dañan a las numerosas líneas defensivas.

Por lo tanto, tuvo que aparecer Cheryshev para improvisar una obra de arte maravillosa. La figura del elenco de Cherchesov construyó dos paredes con Dzyuba y sorprendió a Subašić con un remate de media distancia que se instaló en el ángulo.

La mínima diferencia hizo reaccionar a Croacia, que a través de sus individualidades llegó al empate. Un desborde de Mandzukic, un oportuno cabezazo de Kramaric y una floja reacción defensiva fueron los factores que determinaron el 1 a 1 antes de que llegue el descanso.

En el complemento las desinteligencias de Akinfeev y los centrales rusos le dieron la chance a Perišić de revertir la historia, pero un palo atrevido se metió en su camino. El volante del Inter se tomó su tiempo para no desperdiciar la ocasión. El dominio con el pecho y la resolución de media vuelta no fueron suficientes para festejar el segundo.

Como la principal diferencia entre ambos equipos se forjó en el cansancio físico, Cherchesov apostó por realizar variantes conservadoras en busca del tiempo complementario. Las salidas de Cheryshev y Dzyuba expusieron las claras intenciones del DT, dado que la fórmula de los penales fue la ideal para dejar en el camino a España.

Las dificultades musculares de Subašić y Vrsaljko pusieron en jaque a Croacia, dado que Dalić solo podría realizar una variante más y apostó por retener al arquero y sustituir al lateral por Corluka.

A pesar de las adversidades, los croatas lograron celebrar el 2 a 1 a través de una pelota parada. El centro de Luka Modric a la cabeza de Vida facilitó la tarea del central del Besiktas, quien se aprovechó de las dudas de Smolov y Akinfeev.

Lejos de resignarse, los rusos continuaron invadiendo el arco de Subašić, quien se convirtió en una de las figuras de la noche. La placa de héroe ya estaba casi terminada cuando Dzagoev envió un hermoso centro al área rival y Fernandes celebró el empate a 5 minutos del final. Al igual que en los cuartos de final, ambos tuvieron que recurrir a los penales para seguir con vida, aunque en este caso hubo lugar para uno solo.

 

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here