Inicio Mundial Rusia 2018 Argentina pone en marcha un nuevo sueño mundialista con las esperanzas puestas...

Argentina pone en marcha un nuevo sueño mundialista con las esperanzas puestas en Messi y algunas dudas

0

Un nuevo Mundial. Una nueva ilusión. El sueño de un pueblo parece estar centrado en dos objetivos: el tercer título de estas características para Argentina y que Lionel Messi rompa la maldita racha de trofeos que arrastra en la Selección.

El primer escollo se antepondrá en el camino desde las 10, cuando Islandia salte al terreno de juego del Spartak Stadium como oponente. El rival, un equipo que representará a un pequeño país de 330 mil habitantes, hará su debut en una Copa del Mundo tras terminar primero en su grupo de las Eliminatorias de Europa y ser la gran sorpresa Eurocopa 2016.

Frente a ese contexto, Jorge Sampaoli confirmó a los once futbolistas que defenderán la albiceleste en este primer encuentro del Grupo D que también integran Croacia y Nigeria –se enfrentarán en el último turno del sábado–.

Sergio Romero sufrió una lesión en la rodilla que lo obligó a operarse (AFP)

Tras la lesión de Sergio Romero en la rodilla a días de viajar a Rusia para encarar la última parte de la preparación, el arco nacional tendrá un nuevo nombre por primera vez desde Alemania 2006: Wilfredo Caballero, quien le ganó la pulseada a Franco Armani.

La última línea tendrá a Nicolás Otamendi como máximo exponente a raíz de su gran presente en el Manchester City y a un Marcos Rojo como compañero de defensa tras ganarle la pulseada por el puesto a Federico Fazio, ya que el ex Estudiantes de La Plata aportará una mejor “salida por su perfil”. En los laterales dos debutantes absolutos en este tipo de torneos: Nicolás Tagliafico y Eduardo Salvio, que habitualmente se desempeña en funciones ofensivas.

El mediocampo tendrá a dos de la vieja guardia como son Javier Mascherano y Lucas Biglia, mientras que el tridente ofensivo también aportará otros experimentados: Ángel Di María y el mencionado Messi, quien sumará su cuarta Copa del Mundo a sus estadísticas.

La sorpresa en ese sector será Maximiliano Meza, hombre de gran presente en Independiente y con un aceptable nivel en el amistoso ante España que le abrió la puerta para cumplir el sueño de vestir la camiseta de la Selección. El jugador de 26 años también ganó terreno luego de la fatídica rotura de ligamentos que sufrió Manuel Lanzini a días de este partido –Enzo Pérez ocupó su sitio en la lista–. Finalmente, Sergio Agüero será el atacante principal.

Meza se ganó el puesto y será titular en el debut (AFP)

Las miradas estarán puestas sobre las dudas de los “históricos” y la incógnita de los nuevos. Sampaoli mostrará experimentos como el de Salvio en el sector ofensivo o apuestas como la de Meza. “Es el volante que nosotros estábamos buscando en el fútbol argentino que nos aporta fluidez y versatilidad”, lo definió el técnico.

La agenda de la Selección indica que el equipo deberá viajar alrededor de 400 kilómetros el próximo jueves 21 de junio para arribar a la ciudad de Nizhny Nóvgorod donde disputará el segundo partido frente a Croacia (desde las 15).

Luego, el martes 26 (también a las 15), deberá cubrir 900 kilómetros hasta San Petersburgo donde definirá su acceso a los octavos de final contra Nigeria en el último duelo de la fase de grupos.

Argentina arrastra un pasado reciente exitoso ya que arribó a la final del Mundial 2014 y luego también disputó los partidos definitorios de la Copa América 2015 y 2016. Sin embargo, no pudo levantar ninguna corona.

El ciclo rumbo a Rusia se inició con Martino como técnico y tuvo un total de tres entrenadores

Los buenos resultados dentro del campo se vieron empañados por los problemas dirigenciales que atravesó el fútbol argentino durante los últimos cuatro años y los tres cambios de entrenadores que tuvo entre la salida de Gerardo Martino, la corta estadía de Edgardo Bauza y el arribo de Sampaoli.

Esa convulsión se evidenció en las Eliminatorias para el Mundial, donde sufrió hasta el último partido para sacar el boleto. Tras perder ante Bolivia y empatar con Uruguay, Venezuela y Perú llegó a Quito con la obligación de ganarle a Ecuador. Comenzó abajo en el marcador, pero una magistral aparición de Messi dio vuelta la tendencia y puso a la Selección en Rusia.

Fuente Infobae

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here