Compartir
Policiales

Mataron de dos balazos a un adolescente en Villa Amalia

Nadie escuchó los disparos antes de que apareciera el muchacho herido.

San Miguel de Tucumán.- El caso de Alejandro Javier Valdez es complejo. El adolescente de 16 años recibió dos balazos el sábado a la noche en Villa Amalia y murió durante la madrugada en el hospital Padilla. En la esquina donde lo encontraron no había vainas servidas y los vecinos juraron a la Policía que no sabían nada. Además, se baraja que durante esa noche estaba con otro misterioso joven, del cual sólo se conoce el apodo. Hasta el momento no se lo ha podido hallar.

Según la información oficial, alrededor de las 22 una ambulancia trasladó al adolescente desde la esquina del pasaje Granaderos de San Martín y 9 de Julio -a pocas cuadras de su casa- hasta el hospital Padilla. Si bien se estimaba que allí había sido asesinado -de un tiro en el tórax y otro en la mandíbula- los temerosos vecinos dijeron que no escucharon disparos.

“Creemos que el muchacho con el que estaba lo trajo hasta acá, pero yo no sé nada ni me meto, señor. Está demasiado peligrosa la zona. Hay mucha droga, yo mismo tengo un hijo que está lidiando con sus adicciones. Esa es la causa de casi toda la violencia; necesitamos más policías aquí”, clamó una mujer del pasaje.

Otra vecina que estaba allí cerca reconoció que al muchacho lo veían desde hace unos cuatro años, cuando era un niño. “Creo que tenía problemas”, exclamó.

La investigación del caso quedó en manos del fiscal de turno, Washington Navarro Dávila, y de la división Homicidios, a cargo de los comisarios Hugo Cabezas y Daniel Cuellar.

Fuente La Gaceta