Compartir
Política

Los diputados electos por Tucumán celebraron el llamado de Macri, pero hicieron advertencias

Los parlamentarios que se sentarán en el Congreso en diciembre afirmaron que seguirán de cerca los proyectos impulsados por la Rosada. Los cuatro diputados electos por Tucumán coincidieron en destacar la convocatoria de Macri a los gobernadores. Los peronistas afirmaron que hay que analizar las reformas laborales previstas.

Los diputados electos por Tucumán celebraron el llamado de Macri, pero hicieron advertencias

Los diputados electos por Tucumán coincidieron en un asunto: celebrar la convocatoria que el presidente, Mauricio Macri, hizo a los gobernadores y a otros sectores sociales e institucionales. Tanto oficialistas como opositores -en relación a la Nación- consideraron que un encuentro de ese tipo es necesario. Los representantes del Frente Justicialista por Tucumán (FJT), sin embargo, advirtieron que seguirán con atención algunas de las reformas que pretende poner en marcha la Casa Rosada y que probablemente pasarán por el Congreso una vez que asuman. Los miembros de Cambiemos para el Bicentenario (CpB), en cambio, aseguraron que la medida no debe sorprender porque está en sintonía con las que se tomaron desde el primer día de gobierno.

“Veo muy bien que luego de que los argentinos le dieron un respaldo amplio, el Presidente convoque a los gobernadores. Macri tiene que dar señales claras de federalismo y a favor de las provincias, descentralizar los recursos, los subsidios y las obras”, consideró Osvaldo Jaldo (FJT). Hizo hincapié en que deben equilibrarse los subsidios. “Tienen que aumentarlos hacia el interior, para que en las provincias se paguen tarifas más justas”, opinó.

Otro de los puntos que podría ponerse en discusión sería la Ley de Coparticipación. Jaldo subrayó que lo importante es que cada provincia mantenga lo que tiene y que esa base se amplíe. “Hay que rediscutirla y el Norte tiene que tener una reparación histórica. Se puede avanzar con el impuesto al cheque o sobre la masa con la que se queda la Nación, del 70%”, propuso. Afirmó que es fundamental que los gobernadores estén sentados en la mesa de discusión y que los cambios no sean definidos unilateralmente. Respecto de la reforma laboral que podría tratarse, aseguró que no había tenido acceso a los detalles. Llamó a ser cautos con iniciativas que puedan hacer “perder derechos conseguidos por los trabajadores”.

José Cano (CpB) recordó que lo primero que hizo Macri tras asumir fue convocar a los gobernadores. “Producto de esa reunión surgió la transferencia de fondos que antes manejaba el Gobierno central. Es parte del acuerdo de devolución del 15% (de coparticipación). A nadie debería sorprenderle que se convoque a todos los gobernadores”, consideró. Afirmó que en los 22 meses que lleva la gestión se garantizó el diálogo como instrumento para el consenso. “Ese es el norte que eligió y lo demostró con hechos concretos. La estrategia del Gobierno es buscar una agenda en común con las provincias”, dijo.

Opinó que la Argentina se debe un “gran debate” sobre la reforma fiscal. “Como titular del Plan Belgrano convocamos a las federaciones económicas del NOA y NEA y se constituyeron mesas de trabajo para acercar la mirada de la región. Es bueno que el Congreso se aboque a esa discusión. Todavía no hay nada concreto (sobre los proyectos). En las provincias, entre 2002 y 2016, la presión fiscal creció en 78%, conspira contra la inversión”, consignó.

Gladys Medina (FJT) afirmó que la llamada del Presidente era muy buena en un contexto en el que los tucumanos “pasamos por momentos difíciles y necesitamos la ayuda de la Nación, para que la provincia salga adelante”.

Comentó que conoce los proyectos que impulsará el Gobierno por los medios. “No conozco los borradores, pero habría algunas medidas que atentarían contra los derechos de los trabajadores, hay que ser cautelosos. No vamos a levantar la mano para eso”, adelantó. Consideró que urge discutir el Presupuesto 2018 porque prevé una porción “mínima” de obras para Tucumán.

Beatriz Ávila remarcó que durante el gobierno anterior no se trabajaba en conjunto con los mandatarios. “Esto habla de una nueva forma de hacer política. Después de las elecciones, el Presidente llamó a los gobernadores sin distinción de partidos; a los gremios y al sector empresario, pata fundamental para el crecimiento. Habla a las claras del modelo y de la forma de llevar adelante el país”, halagó.

Consideró que los problemas se resuelven con reformas. “Es una palabra a la que no tenemos que tenerle miedo, pero deben ser consensuadas y me parece que eso quiere hacer el Presidente”, añadió. “Lo que se haga será consensuado. La oposición quiere generar miedo hablando del ajustazo y de una supuesta flexibilización”, concluyó.

Fuente La Gaceta