Compartir
Tucumán

La hazaña de dos tucumanos: cruzaron la Cordillera de los Andes en bicicleta

Se trata de Carlos Alejandro Alderete y Néstor Hugo Gallardo. El viernes emprenden el regreso desde Santiago.

La hazaña de dos tucumanos: cruzaron la Cordillera de los Andes en bicicleta

El ciclista tucumano Carlos Alderete cumplió uno de sus mayores anhelos: cruzar la Cordillera de Los Andes pedaleando. “Hace dos años vengo practicando y entrenando para esto, pero desde los 18 que ando en bici”, contó este deportista que ya se encuentra en Santiago de Chile junto con Hugo Gallardo, el otro tucumano que realizó la hazaña.

Carlos y Hugo iniciaron el viaje el domingo a las diez de la mañana. Por la ruta provincial 52 partieron desde Mendoza capital a Uspallata, lugar dónde hicieron noche. El tramo más difícil fue el cruce de la cordillera. En la aduana chilena pasaron la segunda noche de descanso. Ayer a mediodía arribaron a Santiago de Chile.

Luego de tres días de viaje y 165 km recorridos, Carlos habló con el diario La Gaceta sobre su experiencia en la que hubo momentos agradables y otros en los que las cosas se pusieron difíciles.

Durante el trayecto pasaron por distintas dificultades: desde frenos rotos hasta que tener que parar por las malas condiciones climáticas.

“En el camino, llegando al Puente del Inca, hubo un temporal con lluvia y fuertes vientos en contra que nos obligó a buscar refugio”, recordó Carlos, que tuvo que esperar con su amigo una hora y media para poder retomar viaje. “Quedarnos a dormir en la Cordillera no era una opción que considerábamos porque hacía mucho frío y los puesteros nos decían que en cualquier momento podía comenzar a nevar”. “Estábamos entre la espada y la pared, porque no sabíamos si continuar o directamente volvernos”, contó.

Sin embargo, todo estuvo a favor de los dos ciclistas ya que el clima mejoró y pudieron avanzar. Además, en este tipo de circunstancias, dónde las cosas se complicaban, contaron con el apoyo de los demás ‘viajeros’ que desde sus vehículos les daban aliento: “Levantaban sus puños desde las ventanillas y nos tocaban bocina. Llegaban esos bocinazos salvadores que nos daban la última fuerza para superar las pendientes”, dijo Carlos.

Recalcó la importancia que su familia tiene en cada viaje que se propone pero también en cuán preocupados están hasta que llama para avisarles que ya llegó a destino: “hasta que no saben que llegué, en mi familia por poco hasta dejan de comer”.

El ciclista tucumano afirma que fue una experiencia muy buena: “anteriormente hice otros viajes parecidos en la bici pero cruzar la Cordillera de los Andes no tiene comparación con nada”. Carlos se autocalificó como “un loco de la bicicleta” y asegura que entre sus próximos destinos se encuentran Bolivia, Perú y Ecuador.

La Vuelta

Ayer, Carlos y Hugo lograron llegar a Santiago de Chile en sus respectivas bicis y ahora quieren pasear por la ciudad hasta emprender el regreso el viernes a las 5 de la madrugada: “Para volver tenemos 30km menos pero es más complicada la pendiente desde Chile a Argentina que la de Argentina a Chile”, concluyó.

Fuente La Gaceta