Compartir
Política

José Cano dijo que seguirá peleando para llegar a ser gobernador

Según el diputado, al Ejecutivo local le falta una visión estratégica

José Cano dijo que seguirá peleando para llegar a ser gobernador

José Cano volvió a la marquesina política y ayer reapareció en escena durante el acto de entrega de viviendas del Procrear en Yerba Buena. El diputado nacional por Cambiemos no se bajará de sus pretensiones de pelear por la gobernación en 2019 y, en diálogo con el diario La Gaceta, cargó sus dardos contra la gestión del gobernador Juan Manzur, que viene pregonando de que el Gobierno nacional no contribuye con más fondos para encarar obras en las provincias.

Para el ex titular del Plan Belgrano, Tucumán es una provincia que no tiene planificación. “La estrategia de Manzur, de Osvaldo Jaldo y de José Alperovich es tratar de transferirle a Cambiemos la responsabilidad sobre lo que no se ha hecho en la provincia en los últimos 14 años”, reprochó.

Cano criticó que el Gobierno provincial se atribuya la ejecución de las obras que se realizaron con fondos nacionales en Tucumán, desde el inicio de la gestión de Mauricio Macri. “Las obras que se han hecho en estos dos años, de las cuales el gobernador obviamente valora, en todos lados trata de adjudicárselas”, arremetió.

Por caso, enumeró los beneficios que el proyecto estratégico del aeropuerto Benjamín Matienzo, que le brindará más conectividad a Tucumán con el mundo.

Además, responsabilizó al Ejecutivo provincial de promocionar destinos locales, sin estar preparados para brindarle a los visitantes una estadía adecuada.

Cano cargó contra Sisto Terán, titular de la Unidad Ejecutora Provincial, por las obras del Potrero el Clavillo y El Naranjal. “Son dos obras que podrían estar iniciadas pero Sisto Terán dijo que no se podía hacer una adjudicación directa del proyecto El Naranjal, que lo está haciendo la Facultad de Ciencias Exactas”, apuntó.

Más allá de las críticas, Cano remarcó que “el desafío como tucumanos que tenemos todos, es tener una mirada común de los desafíos que se les presentan a la provincia, con el fin de generar más empleos”.

¿Le ha favorecido o le ha perjudicado políticamente su asunción como diputado?, se le consultó. “Yo no especulo con eso; uno tiene que cumplir el rol que se le da a un equipo que gobierna la Argentina y que quiere gobernar Tucumán. Yo renuncié al Senado para asumir como diputado porque entendí que debíamos romper la hegemonía alperovichista en la provincia, y esa dimisión fue un hecho inédito. Ahora me tocó ser candidato por pedido del Presidente para garantizar dos diputados y lo hice nuevamente”, contestó.

¿Seguirá peleando por la gobernación de Tucumán”, se le interrogó. “Sin ninguna duda”, respondió. Indicó que si (el ex ministro de Hacienda) Alfonso Prat Gay quiere venir a aportar políticamente a Tucumán, “lo recibiremos con los brazos abiertos”. “La necesidad política de generar una alternativa que transforme a Tucumán no tiene una fecha de vencimiento. No está acotado a un proceso electoral. En mi visión personal y de muchos dirigentes no nos conformamos en ocupar una banca, trabajamos para ser gobierno de Tucumán”, afirmó. Puso como ejemplo los cambios observados en Jujuy. “Hoy es más litio o energía renovable porque cambió el gobierno y hay muchos funcionarios de esa provincia que están presos y rinden cuentas en la justicia. Ese proceso a Tucumán va a llegar, más tarde o más temprano”, finalizó.

Fuente La Gaceta