Inicio Deportes Unión se lo dio vuelta a Talleres, sigue invicto y se prende...

Unión se lo dio vuelta a Talleres, sigue invicto y se prende arriba

0
foto jose almeida union - tallees de cordoba superliga 2018-19 santa fe 15-09-2018

Un Fuerte. Eso ha hecho Unión de su cancha. Hace 16 fechas que no conoce lo que es salir derrotado. Nueve partidos ganados, siete empates. Este domingo dio vuelta un partido que comenzaba adverso y se metió en el lote de los que animan esta Superliga. Fue 2 a 1 frente a Talleres, de buena imagen inicial pero deslucido final.

No se había acomodado en el partido Unión porque Talleres parecía decidido a comérselo de entrada. Desde el inicio, el dominio se extendía por el terreno de juego desde la tenencia, factor dependiente siempre de la precisión y la movilidad. No hacía pie el local, como dormido y sorprendido por la actitud visitante, y para colmo, una escapada en ofensiva de Escobar que Botinelli detuvo con su mano, le puso la coyuntura más complicada. Penal a los 5 minutos. Pero este inmejorable arranque para la “T” se convertiría en un problema. Porque el arquero Herrera pateó mal y Nereo Fernández atajó con sus piernas. Esa situación, despertó a la gente pero sobre todo a los demás jugadores que no habían podido detener el avance tallarín.

Tras esto, daba la sensación de comenzar otro partido. Y lo fue. De a poco, Unión iba tomando su forma de equipo ordenado y contragolpeador y ya Talleres no encontraba sus lugares para desplegar ese vértigo por las bandas y mucho menos lograba hacer tres pases seguidos por la presión constante. De hecho, un quite de Damián Martínez, en campo ajeno, le dio coraje para buscar en el área un centro de Diego Zabala, y su cabezazo dio en el palo.

Más cómodo el local, ya despierto, había aplacado la iniciativa visitante. Sin embargo, Junior Arias, con una buena definición, abrió el marcador, tras un centro de Ortíz.

La alegría le duró menos que un suspiro a Talleres. Luego de sacar del medio, Mauro Pittón, por izquierda, tiró un centro y Franco Troyansky anticipó de cabeza y agarró muy mal parado a Herrera.

El complemento fue muy distinto. Como era de esperar, bajaron la intensidad y primó la pierna fuerte y la imprecisión por ambos lados. Parecía que la paridad iba a mandar en el resultado hasta que Unión encontró una luz inesperada: la expulsión de Maroni. Demasiada ventaja para un equipo que suele explotar la mínima mueca de debilidad de su adversario. Por eso Franco Soldano, verdugo habitual, de cabeza, tras un centro fuerte y con rosca de Martínez, clavó el 2 a 1 final. Para delirio de los hinchas que sueñan con un equipo protagonista hasta el final.

Fuente Clarin

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here