Inicio Deportes Tigre tuvo que sufrir para sumar de a tres ante Estudiantes

Tigre tuvo que sufrir para sumar de a tres ante Estudiantes

0

El ciclo de Mariano Echeverría como entrenador de Tigre se inició de la mejor manera. No tanto por el juego, pero sí por el resultado. Al cabo, volver a ganar era lo que más necesitaban los de Victoria para empaparse otra vez con un balde de confianza. El 1 a 0 ante Estudiantes significó el punto de partida de un nuevo ciclo y también cortar con una racha de cinco encuentros sin festejo de local. El Pincha sigue en la mala: suma cuatro fechas sin sumar de a tres.

El palo y palo con el que endulzaron a todos en los primeros minutos quedó en no más que una insinuación. El partido entró en un gris opaco, con los arcos muy lejos de la pelota. Las fricciones corrieron a patadas al juego y los reclamos al árbitro Ariel Penel (tomó buenas decisiones) se tornaban insoportables.

Entre las piernas más bondadosas de la tarde-noche, estuvieron las de Sebastián Prediger y Diego Morales. El primero, dominando el círculo central desde el doble cinco que compartió con Lucas Menossi; el segundo siendo el más claro arriba.

El visitante contó con alguna que otra individualidad del pibe Matías Pellegrini y un remate de media distancia de Franco Sivetti que fue su chance. Su adversario respondió con un cabezazo de Diego Vera tras un rebote en el travesaño. No pasaba mucho más. Hasta que…

Una serie de hechos desafortunados en la misma jugada llenaron de dudas a Estudiantes en el comienzo del complemento. Un centro de Martín Galmarini desde la derecha rebotó en la cabeza de Vera y se fue al cielo. La pelota cayó con violencia cerca de la línea de gol del arco de Mariano Andújar, que dudó. Facundo Sánchez quiso sacarla pero la terminó empujando en contra de su valla.

Estudiantes reaccionó con los cambios (entraron Pablo Lugüercio y Mariano Pavone). Buscó el empate envalentonado porque Tigre se había replegado producto del resultado a favor y del agotamiento. Pero el conjunto platense no tuvo otra idea que tirar centros sin suerte. Sus delanteros no ganaron y cuando lo hicieron estaban fuera de juego.

Así, el sabor del triunfo se quedó pegado en el paladar de Tigre.

Fuente Clarin

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here