Inicio Deportes Belgrano se durmió en una jugada increíble y Banfield le empató con...

Belgrano se durmió en una jugada increíble y Banfield le empató con una avivada

0
CORDOBA 22de octubre de 2018 - belgrano - banfiel d foto DANIEL caceres

Belgrano vio como se le escurrió de las manos una victoria, después de cinco fechas (dos empates y tres caídas consecutivas), en el cuarto y último minuto de descuento y en una acción sumamente polémica.

César Rigamonti, protagonista de atajadas estupendas, retuvo la pelota en sus manos bastante más de los 6 segundos permitidos. El árbitro Espinoza cobró la infracción. Mientras la sorprendida defensa de Belgrano se durmió, estuvieron tremendamente despiertos Cvitanich, pateando rápido, y el juvenil Carranza, anotando el empate.

De nada valieron las múltiples y airadas protestas de todo Belgrano. “Tengo mucha bronca. A lo mejor fue error nuestro, pero eso no se cobra nunca”, declaró Matías Suárez. Así el debut de Diego Osella se opacó en el cierre del partido.

Había arrancado bien para el Pirata. Dejando en claro que sabe a quiere jugar y esbozando una identidad, algo que nunca ocurrió en el ciclo de Lucas Bernardi. Ocupando la cancha a lo ancho, con abundancia de volantes que se acoplaban para llegar en bloque acompañando a Suárez en los metros finales.

Banfield ratificó su postura de esperar. También pobló la zona central y buscó fabricar espacios para Cvitanich. Y las ambiciones de ambos equipos armaron un entretenido partido, convirtiendo a Arboleda y Rigamonti en figuras.

Mientras el arquero local fue clave tapando un tiro libre de Dátolo, un frentazo de Cvitanich y un remate cercano también de Cvitanich, Arboleda tuvo como tapada espectacular un golpe con ambas manos para elevar sobre el travesaño un tiro de Lugo. Y cuando acaba la primera etapa, una rápida y lucida acción entre Lugo, Suárez culminó con Jonás Aguirre empujando la pelota al gol.

Banfield, obligado, buscó con más entusiasmo, aunque desordenado, en el segundo tiempo. Dependió mucho de Cvitanich, bajando y llegando.

Belgrano se retrasó y apeló al contraataque. Se acomodó bien y terminó aguantando con una línea de cinco. Parecía tener en el bolsillo el reencuentro con el triunfo. Ya festejaba. Pero llegó ese insólito final, con la acertada -y cuestionada por los locales- decisión de Fernando Espinoza. Y Banfield, con suma astucia y efectividad, rescató un punto en la última bola de la noche.

Fuente Clarin

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here